La Falta

Los fantasmas son fantasías que nos permiten experimentar distintos roles (poder, inocencia, culpa…) a través de las cuales evadimos nuestras faltas (insatisfacción, frustración, anhelo, ansiedad, amargura…). Los fantasmas alivian –mas no eliminan– deseos irrealizables y por eso se vuelven tan peligrosos: máscaras que confundimos con nuestras propias caras. Hay que reconocer nuestra vulnerabilidad para no abusar de lo vulnerable.

 

La falta es espacio estimulante para encarar fantasmas, para escuchar lo que tienen que decir en el mensaje incesante del silencio. No se trata de llenar vacíos, sino de soportarlos. Hay falta pero es soportable; la belleza como claroscuro.

Ficha Técnica 

La falta

Carolina Van Waeyenberge
Instalación | Esculturas de cartonería, esencias, vinil de recorte autoadherible y equipo de audio | Dimensiones variables | 2019

Cartonería: Jovani Cornejo

Arquitectura: Ignacio Pérez Certucha

Perfumes: Nadjib Achaibou

Ilustración y gráfica: Marina Corach

Paisaje sonoro: Anaid González

Video